Galería

La Ley del Derecho a la Vivienda ( Ley 18/2007) y la Cédula de Habitabilidad

Desde que en 2007 se aprobara en Cataluña la Ley 18/2007 del Derecho a la Vivienda, se ha venido solicitando al propietario que transmitía la vivienda o bien la arrendaba, la Cédula de Habitabilidad en vigor.

ley 18/2007 del derecho a la vivenda

Esto generaba numerosos problemas en aquellos casos en que las viviendas de segunda ocupación no disponían de ésta, ya que obligaba a los propietarios a acreditarla legalidad Urbanística de la vivienda aportando documentación del Registro de la Propiedad.

Muchas veces, no se trataba de viviendas, sino de estudios en Ático o bien locales en planta baja. Ya sabemos que, desde la aprobación, el pasado mes de Octubre, del nuevo Decreto de Habitabilidad ( D 141/2012 de 30 de Octubre) es posible obtener una Cédula de Habitabilidad para estas viviendas, siempre que un técnico acredite la observancia de aquellos aspectos técnicos exigibles por el Decreto.

Pero, cuál es la definición que hace la Ley de la Cédula de Habitabilidad?

Es el documento específico que acredita que una vivienda cumple las condiciones de calidad establecidas por el artículo 22 y que, en consecuencia, es apto para ser destinado a residencia. Para ocupar una vivienda, es preciso haber obtenido previamente dicha acreditación.

Calidad del parque inmobiliario según el artículo 22

Se entiende por calidad de la vivienda el conjunto de características y prestaciones que una vivienda deberá tener para cumplir eficientemente su función social, las cuales deben adaptarse a los estándares de seguridad y confort adecuados en cada momento.

Las viviendas de obra nueva y las que resulten de reconversión de edificaciones antiguas o de obras de gran rehabilitación deberán cumplir las condiciones de calidad relativas a la funcionalidad, seguridad, salubridad y sostenibilidad.

El artículo 23 hace referencia a los requisitos exigibles a las viviendas

En el proceso de edificación y en la conservación y rehabilitación del parque inmobiliario residencial, debe velarse para garantizar la cohesión social, la ecoeficiencia, la optimización de los recursos disponibles, la innovación arquitectónica y la fijación de criterios de género, mediante:

  1. La promoción y el fomento de la construcción de nuevos modelos de vivienda.
  2. La preservación del medio ambiente, mediante un uso adecuado del terreno, la gestión de los residuos generados, la prevención de emisiones y contaminación, y demás medidas de ecoeficiencia que establezca la legislación aplicable.
  3. La aplicación de las medidas arquitectónicas y tecnológicas, que aseguren el ahorro de recursos naturales, que faciliten la reducción y gestión de los residuos y fomenten la eficiencia energética del parque edilicio.
  4. La innovación en la concepción y el diseño de la vivienda, permitiendo la flexibilidad en la utilización de los elementos para facilitar el uso de la vivienda, y que debe permitir también efectuar transformaciones dentro de la vivienda para adaptarla a las diferentes estructuras familiares.

 Uno de los objetivos de la Cédula de habitabilidad es ayudar a detectar los casos de infravivienda y vivienda sobreocupada en el parque de viviendas Catalán.

 Qué es una Vivienda sobreocupada?

La vivienda en la que se alojan un número excesivo de personas, en consideración a los servicios de la vivienda y a los estándares de superficie por persona fijados en Cataluña como condiciones de habitabilidad.

Se exceptúan aquellas unidades de convivencia vinculadas por lazos de parentesco, si el exceso de ocupación no supone incumplimientos manifiestos de las condiciones exigibles de salubridad e higiene ni genera problemas graves de convivencia con el entorno.

Qué se considera Infravivienda?

El inmueble que, aun careciendo de cédula de habitabilidad y no cumpliendo las condiciones para su obtención, se destina a vivienda.

Para finalizar, comentar que en el artículo 124 se determina que será una Infracción grave ( y sancionable por la administración) contra la calidad exigible a las viviendas el prestar suministros de agua, gas, electricidad o otras energías alternativas si no se ha obtenido la Cédula de Habitabilidad, y que en el artículo 123 se anuncia como Infracción muy grave el transmitir, alquilar o ceder el uso de una vivienda que no pueda obtener la Cédula.

About the author

Javier Luna Corento Arquitecto 2.0 Javier Luna Corento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *