Galería

Nuevos criterios de sobreocupación de viviendas

el camarote de los Hermanos Marx

El cambio permite evitar, por ejemplo, hacinamientos en viviendas de tipo ‘loft’, que pueden tener muchos metros cuadrados pero solo una habitación

Barcelona (Europa Press).- La Generalitat ha modificado los criterios para determinar lo que es sobreocupación de una vivienda, según el texto del nuevomo proyecto de decreto de habitabilidad que el Govern ha sacado a información pública.

El director de Obras y Rehabilitación de la Agencia de la Vivienda de Catalunya, Jordi Sanui, ha explicado a Europa Press que se trata de un cambio “técnico pero de sentido común” en el que al criterio de metros cuadrados se ha añadido el de número de habitaciones de la vivienda.

El cambio permite evitar, por ejemplo, hacinamientos en viviendas de tipo ‘loft’, que pueden tener muchos metros cuadrados pero solo una habitación.

Esta modificación para otorgar la cédula de habitabilidad de una vivienda puede tener incidencia en los inmigrantes que quieran obtener el arraigo o traer a familiares.

Y es que desde finales de marzo el Govern de la Generalitat tiene en cuenta las condiciones de habitabilidad de la vivienda para elaborar informes de integración de inmigrantes.

Ello es fruto de un pacto con la Federación de Municipios de Catalunya (FMC) y la Asociación Catalana de Municipios (ACM) para la implantación de nuevos criterios generales para conseguir el arraigo y la reagrupación familiar.

Habitaciones menos exigentes

El proyecto de decreto reduce el tamaño mínimo de las habitaciones para conseguir la cédula de habitabilidad, ya que el actual Govern considera que la última regulación de 2009 contenía “parámetros excesivos”.

Con la normativa vigente actualmente, la primera habitación ha de ser de un mínimo de 10 metros cuadrados, y el resto de ocho metros cuadrados, mientras que el proyecto de decreto prevé un mínimo de ocho metros cuadrados para las habitaciones dobles y de seis para las individuales.

Respecto al tamaño total de la vivienda, regula el mínimo para viviendas públicas dotacionales -antes no reguladas-, que pueden partir de 30 metros cuadrados, frente a los 40 metros cuadrados mínimos que debe tener una vivienda nueva en general, ya que estos equipamientos cuentan con servicios compartidos que se ubican fuera de los pisos, como la lavandería.

El nuevo texto también incluye cinco principios que permiten excepciones de la normativa general para favorecer la rehabilitación: principio de no empeoramiento, de proporcionalidad, de no intervención, de incompatibilidad y de mejora.

Fuente: La Vanguardia.com 6/4/2012

About the author

Javier Luna Corento Arquitecto 2.0 Javier Luna Corento

Comments are closed.